¿Turismo? no “a toda costa”

 

a toda costa

 

El verano es un buen momento para reflexionar sobre las consecuencias del turismo y el impacto que tiene en el planeta. Divertirse, descansar y vivir nuevas experiencias es lo que la mayoría buscamos a la hora de organizar nuestras vacaciones, objetivos que no son contradictorios con la convicción de que otro modelo de turismo más sostenible es necesario.

GreenPeace y el Observatorio de la Sostenibilidad han publicado el informe “A toda costa”, un documento que analiza la evolución y estado de conservación de los bienes y servicios que proporcionan las costas españolas. El informe evalúa por primera vez el estado de la costa española a través de la pérdida de bienes y servicios ambientales de los diez primeros kilómetros de la franja litoral.

Según el informe, el Mediterráneo es la región más castigada. Catalunya tiene el mayor porcentaje de superficie costera urbanizada, un 26,4%, le sigue la Comunitat Valenciana con un 23,1%, y en tercer puesto encontramos Andalucía con un 15,4%.

Los resultados de este informe reflejan cómo los ecosistemas en el litoral español se han degradado de manera muy alarmante en los últimos años y que existe una necesidad urgente de tomar medidas para preservar los beneficios que reportan. Cómo principales causas que merman la capacidad del territorio de proveer a sus habitantes de bienes y servicios ambientales, el informe señala la urbanización, el turismo de masas, los grandes incendios forestales, la agricultura industrial y la deforestación.

Los datos aportan que el turismo masivo supone un consumidor de recursos a la vez que un tremendo generador de residuos. La demanda de energía, de alimentos, de agua potable, de espacios recreativos, etc se concentra en un área reducida, al borde del mar, y en muy pocas semanas genera ingentes cantidades de basuras, plásticos, ruido, aguas fecales, y otras molestias al medio y a los habitantes incapaces de ser gestionadas adecuadamente.

Como conclusión, el informe propone varias propuestas para revertir esta situación:

  • Elevar la consideración política de la protección del medio ambiente y su biodiversidad, reconociendo su valor como vector de la transición ecológica de la economía española.
  • Desarrollo de una planificación integral del litoral en su conjunto a escala ecosistémica supramunicipal que oriente la planificación política hacia los ecosistemas y posibilite la coordinación en caso de ecosistemas que ocupen varias administraciones, que cuente con una planificación participativa para suscitar el consenso de todos los actores, y con la adopción de decisiones que no hipotequen el futuro, como la inclusión del cambio climático de manera transversal, la reducción de la construcción en primera línea de playa y la conservación de las zonas naturales.
  • Declarar las zonas de la Red Natura 2000 europea como espacios naturales protegidos autonómicos mediante la declaración ZEC (Zonas de Especial Conservación) para que la protección sea efectiva, especialmente las zonas competencia de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el mar (DGSCM) que son las más retrasadas.
  • Aumentar las áreas protegidas en el litoral, tanto terrestres como marinas, consideradas clave para detener el proceso de degradación de la costa y asegurar la funcionalidad de los ecosistemas.
  • Crear infraestructuras verdes y amplios corredores que protejan procesos ecológicos esenciales y unan diferentes áreas protegidas, y la costa con las zonas de interior, si bien con una figura de protección más laxa que los espacios protegidos.
  • Realizar las infraestructuras ambientales necesarias para que la depuración de las aguas continentales y los vertidos lleguen al 100%, así como las actuaciones para una gestión correcta de los residuos urbanos e industriales.
  • Emplear modelos predictivos y escenarios de futuro elaborados por expertos y puestos a disposición de políticos y gestores para incluir en la planificación económica la contribución de los ecosistemas a través de los servicios que proveen buscando que se tomen decisiones basadas en la mejor ciencia disponible.

Si deseas ver el informe completo, puedes hacerlo a través de este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>