Otra economía emerge

REAS RdR y la Economía Social y Solidaria presentan los resultados del proceso de la Auditoría/Balance Social 2021, poniendo especial atención este año a la intercooperación y sacando a flote lo que oculta el modelo económico imperante. Otra economía emerge con la Auditoría/Balance Social 2021: ¡descúbrela!

 

Como denuncian los feminismos, lo que no se ve parece que no existe. Para visibilizarlo, han posicionado en el imaginario colectivo la famosa imagen del iceberg, que esconde bajo sus aguas  aquellos trabajos de cuidados sin los que la vida simplemente no podría existir. La Economía Social y Solidaria, pese al despliegue de los últimos años, se encuentra también de algún modo sumergida bajo las prácticas de la economía convencional, donde los “efectos colaterales” de su afán de lucro parece que nos lanzan el unívoco mensaje de que no hay más leña que la que arde, que toda actividad empresarial se mueve, por definición, de espaldas a la sostenibilidad y el bien común.

Pero otra economía no sólo es posible sino que ya está en marcha, una economía sostenible, social y solidaria está emergiendo, ofreciendo las más diversas alternativas para poder ejercer un consumo responsable y satisfacer nuestras necesidades de alimentación, banca, telefonía, moda, movilidad… bajo criterios éticos. Una economía que genera trabajo de calidad y que, bajo los valores del cooperativismo, la autogestión y el apoyo mutuo, está reduciendo la brecha salarial, abriendo opciones de participación y toma de decisiones de las personas trabajadoras así como mejorando  los permisos establecidos por la ley en temas de conciliación del trabajo con responsabilidades de cuidados a otras personas, con autocuidados o con permisos activistas. Se trata de empresas con una firme apuesta por la igualdad de género, promoviendo la igualdad en el trabajo entre hombres y mujeres, las políticas inclusivas, la conciliación y la corresponsabilidad.

Por todo ello, la campaña de Auditoría/Balance social de este año toma prestada la alegoría feminista del iceberg, dando continuidad a la primera fase de recogida de datos, donde invitábamos a las empresas de la ESS a someterse a esta práctica de transparencia y mejora para sacar a flote todo lo que aún está oculto en este modelo económico. Y, gracias a los esfuerzos de más de 600 empresas, tenemos una buena panorámica de lo que se mueve en estas aguas, permitiéndonos sacar a flote y mostrar sus buenas prácticas empresariales.

Así sabemos que la diferencia salarial es de 1,6/1 entre el salario más alto y más bajo de entre todas las personas trabajadoras; que la brecha salarial de género para este año es prácticamente inexistente (-0,8%) así como las brechas en la participación (61% cargos de responsabilidad son mujeres). Como también conocemos la alta apuesta de las entidades (un 95% ) por aplicar criterios de consumo responsable en la adquisición de productos así como su apuesta por la energía renovable (un 57% usan energía 100% renovable) o por las finanzas éticas (un 69%).

Esta mirada analítica continúa realizándose así mismo en clave de género, tal y como viene realizándose durante los últimos tres años. Gracias a este análisis feminista podemos saber que un 63% de las personas trabajadoras de la ESS son mujeres (frente a un 43% en la economía convencional) o que el 51% de los cargos societarios en la ESS está ocupado por mujeres (frente al 27% de las empresas del IBEX35).

Este año, además, el esfuerzo y la muestra de compromiso de las entidades de la red ha ido un paso más y, al igual que el año pasado ampliamos esta práctica de autoevaluación para conocer y valorar las medidas tomadas ante la crisis desatada por la pandemia sanitaria, hemos podido indagar en las prácticas internas de intercooperación y consumo interno, para seguir fomentándolas y abrir nuevos nichos de mercado. Gracias a este nuevo módulo sabemos que que el 61,85% de las entidades de la ESS realizan ventas de bienes y servicios a entidades de los mercados sociales de REAS, que el 21% de entidades adquieren productos y servicios a través del trueque u otros sistemas de intercambio no monetario con otras entidades del mercado social y que el 92,87% de las entidades de la ESS intercoopera con entidades del mismo sector.

Agradecemos a todas las empresas que han realizado este año su Auditoría/Balance social, conformando así esta foto fija colectiva que invitamos a compartir y difundir.
#Emergemos, ¡dESScúbrenos!

Consulta los datos y más información en https://www.economiasolidaria.org/auditoria-social-2021/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>