La Economía Solidaria vuelve a estar lista para que la regales

 

La Economía Solidaria siempre esta lista. Está lista para construir un modelo económico sostenible, justo y solidaria, que ponga a las personas y la vida en el centro. Así lo demostró recientemente en su informe de Auditoría y Balance Social, donde compartía, como cada año, cómo trabaja y está en la brecha por la igualdad de género, el cuidado del medio ambiente y el compromiso social.

Porque más allá del sólido marco teórico que propone la Economía Solidaria, este modelo económico cobra realmente sentido al calor de todas las buenas prácticas existente en materia de producción, distribución y consumo, y cuyo máximo exponente es sin duda El Mercado Social. Son centenares las empresas las que se integran en esta red cuya, propuesta transformadora y práctica crece a diario con el fin de ofrecernos tantos productos y servicios necesitemos para desconectar nuestro consumo de la economía capitalista.

Y ahora que llegan fechas navideñas, queremos recordar que la Economía Solidaria y las entidades que conforman El Mercado Social, están también listas para que las regales. Porque no es posible producir de otro modo (conforme a valores como los de la Carta de Principios de la Economía Solidaria) si no hay también un consumo consciente y transformador. Con esto no olvidamos la premisa básica del consumo responsable: repensarnos en primer lugar si realmente necesitamos lo que vamos a consumir.

Pero, si vamos a hacerlo, pensemos el impacto que tiene, atendiendo al aquellos de tipo ambiental (desde el punto de vista del ciclo de vida del producto que compramos, desde la producción, transporte, distribución y consumo a los residuos que general) así como al modelo de comercio que queremos favorecer. No parece necesario recordar las consecuencias del sistema económico imperante: deterioro del medio hasta un punto tal que hablamos de sexta extinción, emergencia climática, grandes bolsas de desigualdad y precariedad extrema en grandes capas de la población, violencia económica, política y social generalizada…

Frente a esto, cada día cobran más solidez y protagonismo, esas otras empresa que, como revela el balance social, sí operan de otro modo, construyendo día a día, con sus limitaciones, esas prácticas económicas que generan nuevos marcos de referencia y que nos permiten consumir de otro modo. Energía renovable, banca y servicios financieros éticos, telefonía consciente, movilidad y moda sostenible, comercio justo y artesanía, alimentación agroecológica…, son alguno de los sectores donde se pueden encontrar multitud de productos y servicios éticos, sostenibles y solidarios en el marco de la Economía Solidaria.

Por lo tanto, rompiendo la caducidad de las campañas y de casi todo cuanto hacemos en este mundo de “usar y tirar”, aprovechando y reutilizando aquello que aún puede tener vida, volvemos a recordar como hicimos el año pasado por estas fechas, que la Economía Solidaria sigue lista para que la regales…

¡Consulta aquí la campaña de Consumo Responsable en el marco de la Economía Solidaria y El Mercado Social y dale vida!

castellano_cartel_ess

 

Fuente: Portal de Economía Solidaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>