Aprendizajes del COVID19 desde la Economía Solidaria

Si algo hemos aprendido de estas semanas de emergencia es la importancia de lo público y lo común como garante real de las condiciones de vida de las personas y cómo los cuidados deben tener un papel central en nuestra sociedad. Así mismo, la solidaridad y el apoyo mutuo que se mueven más allá de las administraciones públicas se han revelado como un resorte esencial para situaciones de crisis, donde las empresas de la Economía Solidaria (ESS) han demostrado ser referencia así como organizaciones resilientes a la altura del contexto de cambio político y social actual.

 

Hemos visto cómo en estos tiempos de crisis las entidades de la Economía Solidaria han puesto en práctica la cooperación, el apoyo mutuo y la solidaridad que les caracteriza, promoviendo iniciativas de diversa índole para hacer frente al la actual situación de emergencia. Pero, ¿cuál ha sido el primer impacto en las entidades y empresas de la Economía Solidaria durante la fase de estado de alarma y cómo han respondido éstas? ¿Cuáles son las medidas que las entidades necesitan para poder hacer frente a la crisis de medio y largo plazo que se está desencadenando? El nuevo panorama económico y social derivado de la crisis sanitaria del COVID19 abre importantes incógnitas para muchas empresas, entre ellas las de la Economía Solidaria.

Es preciso, por tanto, conocer estas buenas prácticas para poder visibilizarlas así como para poder elaborar propuestas políticas para impulsar, desde el movimiento así como desde las administraciones públicas, planes de acción específicos a favor de la ESS con impacto a medio y largo plazo. Por ello, la campaña de Balance/Auditoría Social de 2020 ha sido reenfocada y adaptada al nuevo contexto desencadenado por la crisis sanitaria del COVID’19; por lo que, además de la obtención de los indicadores habituales, se incluyen una batería de datos específicos para entender el impacto de la crisis y ver de qué manera la Economía Solidaria le está haciendo frente.

Junto a este nuevo objetivo, siguen vigentes los propósitos de campañas anteriores: informar a las entidades del inicio de la campaña para “Enseñar el Corazón” y de la apertura de la fase de recogida de datos a través de la herramienta informática específica para la elaboración del Balance o Auditoría Social (ensenyaelcor.org, ensenaelcorazon.org, bihotzaerakutsi.org, ensinaocorazon.org). Así mismo, recordamos los beneficios para las organizaciones de realizar este proceso, como también los derivados de ampliar el conocimiento del Balance o Auditoría Social entre entidades, empresas y entre el público en general como herramienta de gran utilidad para demostrar la excelencia en el ámbito de la Economía Solidaria.

En el panorama incierto actual es importante visibilizar las certezas que nos revelan las buenas prácticas de la ESS, una muestra clara de este modelo en alza que en crisis como la actual se presenta más necesario que nunca. Por ello, desde REAS Red de redes y su Comisión de Auditoría Social invitamos a las entidades de la red y de la ESS a realizar balance, y evaluar y compartir así los resultados y prácticas derivados de su actividad económica. Esperamos que la campaña de este año sea un éxito y desborde el amplio respaldo que viene teniendo. Sólo así podremos mostrarle a la ciudadanía y al resto de agentes sociales cómo respondemos colectivamente a la crisis, desde el apoyo mutuo y la cooperación, así cómo nuestra puesta en el centro de las necesidades reales y el cuidado, como marca nuestra conciencia feminista, ecológica y solidaria. “Somos la salida” a crisis endémica de este modelo económico y ahora tenemos la oportunidad de enseñar el corazón y mostrarlo desde nuestros balcones…

 

Fuente: Blog de MeCambio en El Salto Diario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>